La importancia de un buen plan de negocio

En el mundo existen muchísimas personas con espíritu emprendedor y además con mucha creatividad. Pero que lamentablemente, cuando ponen su negocio en marcha, fracasan estrepitosamente.

La razón principal es porque no entendieron, desde el principio, conceptos tan fundamentales como rentabilidad o margen de utilidad, o bien en cuánto tiempo su negocio iba a comenzar a generar beneficios. Así que si  estás pensando en lanzarte al mundo empresarial, una de las primeras cosas que debes tener en cuenta y diseñar convenientemente es un Plan de Negocio. Y esto es algo que se debe trabajar seriamente  ya que puede llegar a ser uno de nuestros principales puntos de apoyo para el camino que habrá que recorrer en nuestra primera fase en los negocios.

Así que a continuación te explicaremos qué es y cómo realizar un buen plan de negocios.

Planificar para ejecutar tus ideas

Un plan de negocios es un documento en el cual plasmamos, de forma ordenada, la manera en que funcionará nuestro negocio, objetivo del mismo, el mercado potencial, la competencia que enfrentamos y los productos o servicios que nuestra empresa aportará entre otras cosas.

Un buen plan de negocios debe incluir los siguientes apartados:

  • Descripción de la Compañía: ¿Qué es lo que hace, qué diferencia nuestro negocio de la competencia y el mercado objetivo al nos dirigimos?
  • Análisis del Mercado: Es esencial entender nuestra industria, el mercado y los competidores.
  • Organización y Administración de la Empresa: La forma como la empresa será constituida, los socios que tendrá y cuál será su estructura
  • Productos y Servicios: ¿Qué es lo que vendemos? ¿De qué forma beneficia a nuestros compradores?
  • Ventas y Marketing: ¿Cuál es nuestra estrategia de ventas? Cómo vamos a posicionarnos en el mercado?
  • Necesidades de Financiamiento: Si nuestra empresa necesita financiamiento externo ya sea socios, o bien préstamos para empezar
  • Proyecciones financieras: Aquí es donde ponemos nuestros gastos iniciales, así como el costo de ventas. Pero también nuestros ingresos estimados,  así como la utilidad.
  • Apéndices o documentos anexos, en caso de ser necesarios.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*